Proyectos de inteligencia artificial contra la soledad no deseada

_

La Cátedra Cuatroochenta firma un convenio con la Fundación Mémora para desarrollar conjuntamente soluciones tecnológicas que ayuden a cubrir las necesidades de las personas mayores, entre ellas el robot conversacional Serena.

España encabeza el ranking de los países más envejecidos del mundo, sólo por detrás de Japón, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que en el año 2050 la proporción de personas mayores de 65 años supere el 30% de la población española. Este organismo indica que hay más de dos millones de personas mayores que viven solas, y de ellas, 7 de cada 10 son mujeres

Ante este escenario, la Cátedra Cuatroochenta y la Fundación Mémora han firmado un convenio con el objetivo de cooperar en el estudio y la ejecución de iniciativas que mejoren el proceso de final de vida, especialmente de las personas mayores en situación de soledad no deseada. La visión de la Fundación es ayudar a las personas en situacion de proceso final de vida. Para ello realizan acciones de sensibilización, investigación e innovación, formación y acción social para lograr un impacto positivo en la sociedad.

El grupo de Investigación GIANT de la Universitat Jaume I, encargados del desarrollo del robot Serena. Foto de la Universitat Jaume I

«Colaborar con la Fundación Mémora nos permitirá crear soluciones tecnológicas para aquellas personas que más lo necesitan, trabajando con ellas en todas las fases de desarrollo de las soluciones, desde la ideación hasta la implementación. Con ello esperamos acercar nuestra labor de investigación a toda la sociedad»

Antonio Caballer y Óscar Belmonte, directores de la Cátedra Cuatroochenta

_

Serena: un robot conversacional para detectar la soledad

Serena es uno de los proyectos impulsados por la Cátedra que se beneficiará de este convenio. Consiste en el desarrollo de un robot conversacional capaz de comunicarse con una persona a través de una interfaz natural como es el habla. A partir de las respuestas que la persona mayor ha dado en la conversación, Serena estima si esta se encuentra en riesgo de padecer la soledad no deseada. Para lograr que Serena detecte los patrones del lenguaje que indican que una persona se siente sola, los investigadores aplican técnicas de inteligencia artificial y procesamiento natural del lenguaje (NLP).

«La colaboración con la Universitat Jaume I y la Cátedra Cuatroochenta nos permitirá explorar conjuntamente el potencial de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial para abordar un problema creciente en nuestra sociedad: la muerte en vulnerabilidad o soledad no deseada de las personas mayores, que hemos visto acentuada de forma trágica a lo largo de la pandemia de la COVID-19″.

Joan Berenguer, director de la Fundación Mémora.

 

_

Soluciones tecnológicas para mejorar el bienestar de las personas mayores

En septiembre de 2021, el proyecto Serena pasó a formar parte de las iniciativas enmarcadas en el Observatorio de Ciudades que Cuidan, punto de partida de la colaboración entre la Cátedra y la Fundación. En 2019, junto a la Fundación la Caixa, Mémora creó el Observatorio de Ciudades que Cuidan. Gracias a este proyecto han construido un espacio de reunión de las diferentes iniciativas que se llevan a cabo para involucrar a la sociedad activamente en el proceso final de vida.

El envejecimiento poblacional, el incremento de la esperanza de vida y el mayor número de hogares unipersonales, dibujan un nuevo panorama. Es la primera vez en la historia que convivimos cuatro generaciones. Esto implica la aparición de nuevas necesidades por parte de la población. En este escenario, la colaboración entre la Cátedra y la Fundación es una apuesta por adaptarse a las necesidades de una población que llega a edades más avanzadas. El interés de ambas partes es contribuir a mejorar la salud y la calidad de vida de la población. Esta cooperación potenciará proyectos donde las tecnologías ayuden a cubrir las necesidades de las personas mayores y mejoren su bienestar; evitando, en la medida de lo posible, la muerte en soledad. 

Óscar Belmonte, director de la Cátedra, en una entrevista para À Punt Ràdio

En una reciente entrevista concedida a À Punt Ràdio, los directores de la Cátedra, Óscar Belmonte y Antonio Caballer, han reflexionado acerca de las nuevas tecnologías y su papel en la problemática de la soledad no deseada. Belmonte ha subrayado que el desarrollo de soluciones tecnológicas, como Serena, puede convertirse en “un apoyo para facilitar el trabajo del personal que se dedica a la salud. Por su parte, Caballer ha recordado que con la pandemia se ha visto cómo las personas mayores acudían a las tecnologías para comunicarse con sus familias. Ha resaltado que se está investigando el papel protector de las tecnologías en la salud mental de las personas mayores.