SALLY. Frailty test assessment system

Proyecto

La Cátedra Cuatroochenta de Inteligencia Artificial, Salud y Bienestar de la Universitat Jaume I y la start-up Kineactiv han desarrollado una herramienta digital denominada SALLY (frailty test assessment system) que pretende ayudar a los profesionales sanitarios a detectar los casos de fragilidad entre la población mayor. En nuestro país, se estima que alrededor del 18% de las personas mayores de 65 años se encuentra en situación de fragilidad, según datos del Gobierno de España. Al tratarse de un estado de pre-discapacidad así como un estadio inicial de dependencia, la fragilidad se puede identificar, prevenir y revertir. Su detección precoz permite poner en marcha intervenciones para retrasar su aparición y que la persona mayor goce por más tiempo de una calidad de vida y de una autonomía e independencia mayor.

Siguiendo este objetivo, SALLY es una tecnología diseñada para evaluar la fragilidad de forma integral en personas mayores a través de diversos ejercicios físicos, cognitivos y sociales. Se basa en la digitalización de pruebas clásicas validadas para la detección de la fragilidad. Así mismo, este sistema permite digitalizar todo el proceso de recopilación de datos y facilitar el seguimiento y análisis por parte de los profesionales de la salud. La Cátedra ya ha realizado las primeras pruebas en centros de mayores.

Evaluación física a través de cámaras con tecnología 3D

El sistema permite administrar la batería corta de desempeño físico conocida por sus siglas en inglés SPPB (Short Physical Performance Battery). Es un instrumento ampliamente utilizado en contextos clínicos que evalúa tres aspectos de la movilidad: equilibriovelocidad de marcha y fuerza de miembros o extremidades inferiores para levantarse de una silla. Para ello, el sistema hace uso de una cámara 3D, similar a las utilizadas por la empresa Kineactiv para monitorizar ejercicios de rehabilitación, que permite evaluar la cinemática del cuerpo humano. La aplicación guía y asiste a la persona mayor durante el transcurso de las pruebas para agilizar el trabajo del personal de la salud.

Test de velocidad de la marcha: Se le pide a la persona que camine a su paso habitual una distancia de 4 metros. Mientras tanto, el sistema cronometra los segundos que ha tardado en caminar el recorrido de punto a punto. El test de la velocidad de marcha es una de las pruebas de referencia para evaluar la fragilidad de forma precoz en personas mayores según recoge el Documento de consenso sobre prevención de fragilidad y caídas en las persona mayor del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de 2014.

Test de equilibrio: Se le pide a la persona que mantenga el equilibrio durante unos segundos varias veces, poniendo sus pies en distintas posiciones cada vez.

Test de fuerza. Levantarse de una silla: Consiste en, sin utilizar el apoyo de los brazos, levantarse y sentarse 5 veces de una silla.

Evaluación cognitiva y social

Sally cuenta con una aplicación móvil para las personas mayores donde pueden realizar cuestionarios para la detección de fragilidad cognitiva y social, utilizando la escala Pfeiffer y la escala Garre-Olmo respectivamente. Además, mediante esta plataforma también se pueden adquirir otros datos relevantes para la detección de fragilidad física e información biométrica de la persona mayor.

Escala Pfeiffer para evaluar la fragilidad mental

Se trata de un cuestionario para evaluar deterioro cognitivo, el cual consta de 10 preguntas breves para explorar diferentes funciones cognitivas como la memoria a corto y largo plazo, la orientación y la capacidad de cálculo.

Escala de Fragilidad social de Garre-Olmo et al. 2013

Recoge información sobre con quién vive la persona normalmente, con qué frecuencia ve a sus familiares y amigos o si dispondría de ayuda en caso de necesitarla por parte de personas significativas

Mejora en la gestión de los resultados

Además de la cámara 3D y la aplicación móvil, el equipo de la Cátedra ha desarrollado una tercera plataforma que consiste en una aplicación web dirigida a los profesionales de la salud que permite realizar el seguimiento del estado de fragilidad de los mayores. En esta plataforma, los profesionales de la salud podrán consultar toda la información recogida por las otras dos plataformas de forma sintetizada y ágil y así, evaluar y realizar un seguimiento del estado de salud de las personas mayores registradas en el sistema. La implantación de SALLY dentro del sistema sanitario y social supondría un avance en la detección de la fragilidad, favoreciendo la detección precoz y por tanto, la toma de decisiones sobre el tratamiento adecuado con fines preventivos, antes de que el grado de deterioro o dependencia altere significativamente la vida de la persona.