Castelló. Ciudad Amigable con las personas mayores

Proyecto 

Estudio diagnóstico de Castelló como ciudad amigable con las personas mayores.

Debido al rápido envejecimiento poblacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables en 2010 con el objetivo de conectar ciudades, comunidades y organizaciones alrededor del mundo en aras de crear entornos amigables con las personas mayores que promuevan y faciliten un envejecimiento activo y saludable.

 

El Ayuntamiento de Castelló forma parte de esta red desde el 2014, año en el cual solicitó su adscripción. En el 2016, firmó un contrato de colaboración con la Universitat Jaume I (UJI) para llevar a cabo el proyecto “Castelló. Ciudad amigable con las personas mayores”. El objetivo fue elaborar un primer diagnóstico de la capital castellonense como ciudad amigable con las personas mayores, desarrollar e implementar un plan de acción en función de los resultados y evaluar la eficacia de este a través de diversos indicadores. Algunas de las propuestas llevadas a cabo fueron la colocación de aseos públicos accesibles en la ciudad, la oferta de cursos de cocina y nutrición y un servicio gratuito de orientación psicológica dirigido a personas mayores, entre otros. Este primer plan de acción finalizó con un alto grado de consecución de objetivos.

 

En 2022 se inicia un segundo ciclo del proyecto siguiendo, de esta manera, las directrices de la OMS de mejora continua. Para su puesta en marcha y coordinación se constituirá un grupo de trabajo compuesto por representantes del Ayuntamiento de Castelló, los directores de la Cátedra Cuatroochenta y personal investigador del grupo de investigación en aprendizaje automático GIANT, así como representantes del colectivo de personas mayores.

_

Fase de diagnóstico inicial

 

 

 

 

 

En primer lugar se realizará una evaluación de la ciudad de Castelló de la Plana con el fin de elaborar un informe diagnóstico que permita conocer los puntos débiles y ventajas específicas de la ciudad en cuanto a su amigabilidad con el colectivo mayor. Para tal fin, se utilizará el Protocolo de Vancouver en su adaptación al contexto español, desarrollado por la OMS en el marco del proyecto “Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores”. Este protocolo propone la recogida de información de manera cualitativa sobre ocho áreas centrales.

 

 

_

Metodología cualitativa

Se recogerá información a través de grupos de discusión formados por representantes de las personas mayores de Castelló y de distintos agentes y servicios vinculados a este colectivo. En total se crearán 10 grupos, 8 representativos de la población mayor en función de la edad y del nivel socioeconómico, otro con proveedores de servicios y un último grupo con personas cuidadoras.

Metodología cuantitativa

Se recogerán, por un lado, diversos datos acerca de las características geográficas, demográficas, sociales y económicas de la ciudad. Y por otro lado, se desarrollará y administrará una encuesta a una muestra de personas mayores de 60 años de Castelló.

_

Análisis conjunto de la información

La información obtenida mediante ambas metodologías, será analizada de forma conjunta, lo que dará como resultado un informe diagnóstico y, en concreto, el conocimiento de los siguiente aspectos:

  • La detección de los puntos débiles y problemas.
  • La detección de las fortalezas y oportunidades.
  • El planteamiento de posibilidades de mejora.
  • La elaboración de un listado de indicadores de evaluación.

_

Participación ciudadana como pilar fundamental

Cabe destacar que uno de los ejes centrales del proyecto tiene que ver con la participación transversal de las personas mayores durante todas las fases, tanto en el desarrollo e implementación del plan de acción, como en su evaluación posterior. La primera fase diagnóstica del proyecto “Castelló. Ciudad amigable con las personas mayores”, se llevará a cabo antes del 2023.